Ejecución forzosa de la sentencia

INFORMACIÓN GENERAL

Si alguna de las partes no cumple voluntariamente e incumple los pronunciamientos de la sentencia de divorcio, separación o guarda y custodia la otra parte podrá solicitar del juzgado el cumplimiento forzoso de la sentencia dictada.

Las ejecuciones más frecuentes suelen ser las de reclamación de cantidades impagadas por conceptos variados (pensiones hijos, pensión compensatoria, gastos extraordinarios, gastos de comunidad de copropietarios, actividades extraescolares, cuotas hipoteca, no actualización pensiones etc.)

Hay otras ejecuciones que no son dinerarias y que buscan que el ejecutado atenga su conducta a la sentencia, son ejecuciones que denominamos de hacer. Entre ellas estarían a título de ejemplo la del progenitor no custodio que solicita del custodio que facilite y deje de impedir su régimen de visitas con los menores o al revés, el del custodio que exige al no custodio que cumpla el régimen de visitas y vacaciones acordado en la sentencia.

Las ejecuciones siempre se inician por demanda de ejecución o demanda ejecutiva que se presenta ante el juzgado que dictó la resolución cuyo cumplimiento se exige.

En las ejecuciones dinerarias es habitual que se proceda a la averiguación patrimonial del ejecutado y que se acuerde el embargo preventivo de sus bienes y salario.

Cuando el ejecutado recibe la demanda dispone de 10 días hábiles para oponerse a la ejecución por motivos de fondo o forma.

En la tramitación del procedimiento no siempre hay juicio, depende de que haya oposición a la ejecución y de que las partes lo soliciten y el juez considere necesaria la celebración de vista.

Si desea más información no dude en solicitar la consulta gratuita y sin compromiso que tiene a su disposición.

VIDEO BLOG