Particion de herencia amistosa y contenciosa.

INFORMACIÓN GENERAL

Cuando una persona fallece sus herederos disponen de 6 meses para presentar el impuesto de sucesiones. Lo primero será obtener su certificado de defunción. Cuando lo tenemos y han transcurrido 15 días hábiles desde la fecha del fallecimiento podemos solicitar el certificado de últimas voluntades que nos permitirá conocer si el difunto otorgó testamento o no lo hizo. Si otorgó testamento cualquier heredero podrá pedir una copia autorizada del testamento en la Notaría donde se otorgó y si no hizo testamento será necesario hacer una declaración notarial de herederos abintestato. La declaración de herederos abintestato es una declaración notarial en la que el notario, a falta de testamento, declara en cada caso concreto quienes son los herederos y en qué porcentaje, aplicando lo dispuesto en nuestro código civil (o derecho foral en su caso). Como Ud. Sabe, la partición de herencia puede realizarse amistosamente o por los tramites del procedimiento judicial o contencioso. La labor del abogado en la partición de herencia amistosa, además de asesorar y agilizar la tramitación, está en facilitar a los clientes que éstos consigan -usando su experiencia y sus conocimientos técnicos- su objetivo final, sea el que sea, en cada caso concreto. A título de ejemplo citaré algunos posibles objetivos:

La vía contenciosa en cambio puede suponer, según cada caso, un procedimiento largo y costoso. El procedimiento se iniciará con la solicitud o demanda judicial de formación de inventario, y tras ella, se convocará a todos los herederos a una junta de formación de inventario, si en ella las partes no alcanzan un acuerdo se celebra el juicio correspondiente para incluir o excluir las partidas de activo y pasivo no pacíficas.

Cuando el inventario sea firme se convocará a las partes a una comparecencia para la formación de sus respectivos lotes de conformidad con el título sucesorio (testamento o declaración herederos), si en la comparecencia no hay acuerdo, se designara un contador partidor y peritos tasadores para que valoren los bienes, esto último si tampoco hay acuerdo sobre el valor de éstos.

El contador partidor, tras entrevistarse con los herederos y sus respectivos abogados, enviara al juzgado y a las partes una propuesta de partición hereditaria con formación de lotes que se denomina cuaderno particional. Si alguno de los herederos no está conforme con esa propuesta podrá impugnarla y se celebrará el juicio correspondiente.

Para una mejor comprensión de lo expuesto en este artículo le recomiendo que vea los videos que he elaborado respecto de cada una de las modalidades de partición hereditaria: la amistosa y la judicial.

Si desea más información no dude en solicitar la consulta gratuita y sin compromiso que tiene a su disposición, le elaboraremos un presupuesto individualizado de nuestra actuación.

VIDEO BLOG